bita_reflexiones

REFLEXIONES

  • Palabra de autor

    Considero al espectador como un ser humano adulto, capaz de aportar desde su percepción del espectáculo, desde su mirada, todo aquello que la obra no dice, pero sugiere. Apelo a un espectador inteligente –no intelectual-, que se permite indagar en lo que le texto propone desde su propia experiencia, para buscar una complicidad.

    Maria Pastor y Raúl Fernández. “Molly Sweeney” de Brian Friel

  • ¿Verdad o mentira?

    En nuestro oficio, ¿hay que saber mentir o decir la verdad en escena?  Yo creo que el secreto en nuestro arte, está en convertir una invención en una bella verdad artística y hacerlo utilizando las leyes de la naturaleza con fe, entusiasmo y sutileza.

    Maria Pastor y José Maya. “El juego de Yalta” de A.Chejov

  • Viajando con Chejov

    Con Chejov navegamos por un rio subterráneo que nos ayuda a descubrir las auténticas motivaciones del ser humano y nos desvela los complejos y misteriosos matices del alma, luchando contra lo tosco, zafio y vulgar. De esta manera consigue que nos interesemos verdaderamente por la trastienda del ser humano y aprendamos a amarlo más y más.

    Victoria Dal Vera, María Pastor y  Ariana Martínez. “Tres hermanas” de A. Chejov

  • Sí, es maravilloso, porque la aproximación de Arnold a sus alumnos siempre  parece sencilla,  directa, poco pretenciosa, pero muy eficaz. Él consigue incorporar todos los principios e ideas en una especie de instinto en el intérprete. Nunca su trabajo es acerca de una  “técnica” específica, que existiendo es completamente genuina, pero nunca la utiliza como un fin en sí misma. En su clase siempre existe la misma “altura”, la misma concentración intensa y el mismo sentido de entrar en el mundo mágico de la creación escénica. Como Gorki decía sobre Chejov: “En su presencia todo el mundo sentía el deseo de ser más sencillo, más auténtico, más uno mismo.”

    Arnold Taraborrelli

  • Stanislavski y la verdad en Tres hermanas

    “Esta verdad (la de Tres hermanas) emociona por lo inesperado, por la misteriosa vinculación con el pasado olvidado, con los inexplicables presentimientos sobre el futuro, con la particular lógica de la vida, de la que, a primera vista, parece estar ausente el sentido común, que parece escarnecer y burlarse cruelmente de los hombres, colocarlos en un callejón sin salida y ridiculizarlos…”

    Stanislavski, K. S., Mi vida en el arte.
    Juan Pastor, Maria Partor, José Troncoso en “Las tres hermanas” de A.Chejov

  •  

    Hay un problema grave en nuestra profesión y que en cierto modo es un reflejo de lo que pasa en nuestra sociedad. La falta de una autoestima colectiva. Si en nuestra sociedad no funcionan nuestras instituciones (justicia, autonomías, congreso, poderes reguladores de la economía, etc..) porque no buscan el bien común, aunque fueron creadas para eso, en la profesión teatral también falta voluntad colectiva en un trabajo que fundamentalmente es colectivo.

    En nuestro trabajo tenemos que pensar que los problemas ajenos nos afectan. Mi crecimiento tiene que ver con la escucha y resolución de los problemas ajenos.

     José Bustos, María Pastor, José Maya y Raúl Fernandez. “Tres años”  de A.Chéjov.

× ¿Cómo puedo ayudarte?